¿Qué es una cuenta recaudadora y cómo beneficia a las inmobiliarias?

Cuenta recaudadora inmobiliarias

En los últimos años, los contextos económico y normativo del país comprometieron seriamente el negocio inmobiliario, llevándo a los corredores a sostener actividades poco rentables como la recaudación de alquileres por orden y cuenta de terceros

Desde el doble impacto impositivo hasta la sobrecarga de tiempo operativo que insume, la administración de alquileres es una tarea que deriva en altos costos asociados para el corredor. La buena noticia es que hoy existen soluciones financieras, como las cuentas recaudadoras para la gestión de cobranzas de inmobiliarias, que simplifican la actividad reduciendo gran parte de los inconvenientes asociados a la tarea. Descubrí cómo en este artículo.

 

Conocé más alternativas para agilizar la recaudación de alquileres de tu inmobiliaria

Antes que nada: ¿Qué es una cuenta recaudadora?

Es un tipo de cuenta bancaria que se utiliza para recibir pagos desde distintos medios de acreditación y que se otorga a empresas que realizan cobranzas de productos y servicios. Una de sus características es que está regulada y auditada por el Banco Central de la República Argentina (BCRA), por lo que ofrece mayor seguridad a las empresas para el manejo de sus fondos. 

Por su función de redistribución automática de fondos, se vuelve necesaria en el caso de las empresas que hacen cobros y pagos por orden y cuenta de terceros para filtrar pagos y separar ganancias y honorarios del resto de los fondos. 

De esta manera, al ser una cuenta intermediaria entre quién paga y quién recibe el dinero, el pago puede ser recibido en la cuenta y redirigido a otra cuenta que se haya definido previamente, sin necesidad de realizar dos veces la misma operación. Lo que implica un ahorro de tiempo administrativo a los equipos inmobiliarios y evita la duplicación de impuestos y los costos usualmente asociados a operaciones de estas características a través de cuentas bancarias tradicionales.

Pero ¿son todas las cuentas corrientes recaudadoras iguales? 

Existen distintos tipos, ya que algunas pueden contar con herramientas para segmentos especiales del mercado, como la recaudación de garantías y seguros, la recaudación de alquileres o incluso la recolección de impuestos y servicios, por solo mencionar algunos. 

Por ejemplo, PagoMisCuentas utiliza un mecanismo de cuenta corriente recaudadora para actuar como intermediario en los pagos de los distintos servicios y gastos personales de sus usuarios. Luego distribuye el dinero recaudado a cada empresa correspondiente: las empresas obtienen trazabilidad y transparencia en los pagos de los clientes sin necesidad de incurrir en la tarea de identificar, conciliar e imputar el dinero de cada cuenta. 

En el caso del sector inmobiliario, en el que se realizan operaciones de otros valores y características, existen cuentas que pueden cumplir esta función, pero adaptadas específicamente a la actividad del inmobiliario.  

¿Cómo funcionan las cuentas corrientes recaudadoras aplicadas al sector inmobiliario?

Desde hace algunos años, también es posible encontrar cuentas corrientes recaudadoras dedicadas a la actividad inmobiliaria. Que permiten que el inquilino abone en una cuenta de terceros, y desde esta se realice el procesamiento y redistribución del pago.  En todos los casos, la identificación del pago con el contrato que está abonando el inquilino se produce automáticamente, ya que al momento de dar de alta se genera un código único asociado a una propiedad en el sistema de recaudación. 

 

inquilina pagando a inmobiliaria y propietaria a través de cuenta recaudadora

 

Entonces, sin importar que cambie el locatario, o el método de pago desde el que se abone el alquiler (depósito, transferencia con CBU o CVU, etc.), la cuenta identificará el origen de cada pago. Es conveniente aclarar que, la disponibilidad de las bocas de pago dependerá de la entidad que provee el servicio de la cuenta, ya que algunos sólo permiten pagar en los buzones de depósito de los cajeros automáticos. 

El ciclo de cobranza termina una vez que el pago es recibido, acreditando el dinero, por un lado en la cuenta corriente de la inmobiliaria y, por el otro, en la del propietario. 

 

la cuenta recaudadora distribuye el pago al propietario y la inmobiliaria por separado

 

Al concentrar la operación de cobros de los alquileres en una cuenta única, distinta a la de la inmobiliaria o la cuenta personal del corredor inmobiliario, la recaudación se lleva adelante evitando el “efecto cascada” de impuestos acumulativos, que representa uno de los mayores desafíos a la hora de gestionar los cobros y pagos de las propiedades por cuenta y orden de terceros. Pero este no es el único beneficio asociado a la aplicación de este tipo de soluciones. 

3 beneficios de usar una cuenta recaudadora para el cobro y pago de alquileres

Las cuentas corrientes recaudadoras diseñadas específicamente para la actividad inmobiliaria, como es el caso de Alquilando Pagos, ofrecen tres puntos principales de mejora:  

Reducción del impacto impositivo

El uso de la cuenta personal para el cobro y pago de los alquileres, trae asociados ciertas cargas como ingresos brutos, impuestos al débito y crédito, que pueden significarle al inmobiliario hasta un 5% sobre el monto total de lo transferido. Implementando una cuenta recaudadora, como no todos los pagos de los alquileres ingresan directamente en la cuenta de la inmobiliaria, tributan únicamente sobre las ganancias percibidas por su actividad. 

Reducción de la carga operativa de cobranzas

La gestión de cobranzas de alquileres conlleva una serie de actividades para los corredores inmobiliarios: desde la notificación a los inquilinos por el vencimiento, la identificación de pagos, la conciliación e imputación de las cuentas, hasta la coordinación de citas presenciales para recibir pagos en efectivo. Una vez completadas cada una de estas tareas,  aún resta transferir el alquiler a cada propietario, uno por uno. La cuenta recaudadora ayuda a reducir la carga operativa al realizar por el corredor inmobiliario la tarea de identificar uno por uno los cobros y transferirlos a la cuenta de cada cliente.  

Mayor oferta de bocas de pago y cobro a los clientes

Uno de los típicos traspiés a la hora de cobrar alquileres es que no todas las personas utilizan el mismo método de pago, ni hablar del mismo banco. Las cuentas recaudadoras eliminan este problema generando una clave única para cada uno. De modo que, sin importar a través de qué canal se abone el alquiler, el pago siempre será asociado a una misma propiedad. 

De esta manera, la inmobiliaria además reduce las probabilidades de pago fuera de término de inquilinos y mejora la experiencia de cobro del alquiler para los propietarios porque incrementa el porcentaje de cobro y la puntualidad del pago. 

Cuentas recaudadoras de otros bancos vs la cuenta recaudadora de Alquilando

No todos los proveedores ofrecen los mismos beneficios, ni la mayoría de las cuentas recaudadoras han sido pensadas para la actividad inmobiliaria. Entendiendo los desafíos propios del sector para llevar adelante la administración de contratos, creamos una solución robusta diseñada específicamente para resolver los dolores de la recaudación y gestión de alquileres. 

Por eso, a diferencia de otros proveedores que exigen la tediosa confección de un documento manual para generar el código único de cada propiedad antes de comenzar a utilizar el servicio, desde Alquilando Pagos nos encargamos desde el principio de automatizar la identificación de las cuentas de cada propiedad, sin necesidad de realizar esfuerzo extra para generar las claves únicas que filtrarán y redistribuirán los ingresos a cada parte.  

Además de la solución de recaudación, ponemos a disposición de la inmobiliaria una sucursal virtual gratuita con la que podrá: 

  • Notificar de manera automática a los inquilinos del vencimiento del alquiler
  • Notificar automáticamente a los propietarios del pago del alquiler
  • Conciliar e imputar de manera instantánea
  • Ver las ganancias que perciben por cada propiedad administrada
  • Identificar y exportar las ganancias para compartirlas con el estudio contable
  • Crear inventarios online con fotos y estado de uso de cada ítem
  • Reportar y gestionar incidentes 
  • Facturar y crear recibos 

Condensamos todas las soluciones en un mismo lugar para que las inmobiliarias no tengan varias herramientas para administrar sus recaudaciones y sus cuentas se concilien solas y sin esfuerzo. 

¿Querés conocer más sobre cómo simplificar la recaudación de alquileres de tu inmobiliaria? Podés encontrar más información en la página de Alquilando Pagos y solicitar asesoramiento personalizado y gratuito para que junto a uno de nuestros profesionales puedas identificar oportunidades de mejora para tu negocio.